Los Vástagos del Ojo Omnipresente por D.J. Shonk

Los Vástagos del Ojo Omnipresente por D.J. Shonk

Titulo del libro : Los Vástagos del Ojo Omnipresente
Fecha de lanzamiento : June 12, 2015
Autor : D.J. Shonk
Número de páginas : 318

Descargue o lea el libro de Los Vástagos del Ojo Omnipresente de D.J. Shonk en formato PDF y EPUB. Aquí puedes descargar cualquier libro en formato PDF o Epub gratis. Use el botón disponible en esta página para descargar o leer libros en línea.

D.J. Shonk con Los Vástagos del Ojo Omnipresente

Los Vástagos del Ojo Omnipresente transcurre en Estados Unidos y Europa, y narra las historias de Ayrton Mathieson y Jedrek Georgiev.
Ayrton ha sido entrenado en la violencia. A tres años de haber sufrido un trastorno craneoencefálico grave, lidia con las secuelas, pero sigue trabajando para el comando de operaciones paramilitares al que pertenece como si fuese una máquina. Entre sus deberes está el de coaccionar a personas para extraerles información, pero lo suyo es adiestrar perros K9, ya que los perros son lo único que parece engendrarle afecto. Bien lo sabe Milta Carell, quien ha sido su fisiatra y es su novia, aunque luego de padecerlo no entiende por qué. Ayrton asesina. Ayrton viola. Ayrton somete porque lo someten. Ayrton es un Emisario del Sol Endrino. Lo hace por dinero... y por algo más. Ayrton ignora su pasado. No sabe, pero lo descubre. Descubre porqué esa Frecuencia Punzante enloquece su cerebro de forma repentina y le ordena ser Hund Kopf. Ayrton descubre lo que han hecho con él los mandos, los de la Hermandad de la Cúspide. No confía en un mundo mejor, cree que es demasiado tarde para él y que ya no hay retorno, pero algo empieza a cambiar desde que se encuentra con esas personas que poseen un pequeño faro dorado colgando en el pecho. Ayrton cree que ya no tiene nada que perder ni aprender, pero se da cuenta que se equivoca. Intentará descubrir si existe una cura para el horror.
*Para quienes desconocen su intimidad, Jedrek Georgiev es simplemente un adicto al motocross, al vértigo y al sexo, que lo único que genera en la acaudalada familia a la que pertenece son conflictos. Pese a la estricta y rigurosa educación que ha recibido, parece que sólo es capaz de vomitar en lo que le han enseñado. Aborrece a su padre, el arquitecto Francziszek Georgiev, quien detrás de su prestigio y erudición está involucrado en negocios de prostitución y tráfico de órganos. Aborrece a su tío, el armamentista Delbert Georgiev, quien secretamente lo envidia por el cargo que ocupará en el futuro. Sin embargo su odio no le impide disfrutar de los placeres a su manera. Desde muy joven se ha negado a aceptar el irrebocable designio que le han impuesto y ha mantenido una relación con Melanctha Balestrari, una atractiva escort de la Ambrosía de la Colina; la fastuosa mansión victoriana que Francziszek posee en Austin. Tarde se da cuenta de que Melanctha significa mucho para él, porque antes que consiga expresar lo importante que la considera, la severidad de su padre lo separa de ella del modo más cruel. A los 18, Jedrek festeja su cumpleaños en la Ambrosía de la Colina, y conoce a Erentrudi Tarasiuk, una hermosa y triste cantante que ha sido amante de Melanctha, y que le despierta una fuerte obsesión. En medio de una atmósfera de placeres oscuros, una parte de Jedrek intenta ayudar a Erentrudi a liberarse de la esclavitud que la ata a los Georgiev, pero una pasión desenfrenada y enferma va torciendo su camino. Entonces su vida se convierte en un laberinto de contradicciones. Jedrek sigue luchando contra su destino y no olvida a Melanctha pese a los años que transcurren. Jedrek no olvida a Melanctha pese a su éxito en los campeonatos de motos y el concurrido club nocturno que posee en Dallas. Jedrek no olvida a Melanctha pese a la deficiencia en la memoria que ha empezado a sufrir, y que lo va perdiendo. Jedrek no olvida a Melanctha pese a su hermético pasado..., pese al aterrador castigo de la bóveda..., pese al consternador video oculto de su difunta madre..., pese a los despiadados cenáculos del Círculo Privado..., pese a ese lugar espeluznante y dantesco donde lo enviaron de niño y que ahora habita sólo en su subconsciente como una cicatriz indeleble que a veces sangra y late en silencio. Jedrek no olvida a Melanctha pese al horror. Jedrek vive porque no olvida a Melanctha.
"Los Vástagos del Ojo Omnipresente" describe con detalles los intentos por escapar y hacer frente al sistema de control más atroz que la humanidad ha creado

Libros Relacionados